Deja que te cuente...

Entre el alma y la palabra, el silencio se hace verso.

lunes, 21 de julio de 2014

El sur me atrapa en el sonido de la fuente
y se resquebraja mi corteza de norte.

Sabia densa y pegajosa rezuman los sentidos
y un rayo me endereza
y saco pecho y me siento entera.

Entonces puedo con todo;
con tu pena, con su rabia,
con el frío de los pies desnudos
y con la cruz que me cosí a la espalda.

Me remango las lágrimas
y sacudo un taconeo para entrar en calor.
Qué fuerza me mandan las raíces,
qué sonrisa dibujan en mi alma,
qué bien recoge el dolor en sus lunares
y qué bien me sienta comerme las letras.




© Anna Benítez del Canto

2 comentarios:

  1. Este aire de sur te sienta de maravilla.
    Besitos Anna

    ResponderEliminar
  2. Es el aire que respiro de dentro, el que me desnuda y me abriga con su duende. Gracias querida poeta. Muchos besos.

    ResponderEliminar