Deja que te cuente...

Entre el alma y la palabra, el silencio se hace verso.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Apenas conseguí




Apenas conseguí
ser un atisbo de mí misma.
Años de equilibrios
en los quereres ajenos,
llegando a no saber
qué era lo que yo quería.



Cuando me hallé sola
y perdida
fue cuando
en realidad
supe quien era.
Supe lo que quería
pero a quien amaba
no me amaba a mí,
sino a quien quiera que sea
en lo que me había convertido.





Hoy no puedo
dejar de ser quien soy
y ese pecado
me condena
a la soledad.

Anna Benítez del Canto  

2 comentarios:

  1. En tu soledad, jamás estarás sola.
    Un besito Anna, merondeándo por tu espacio.

    ResponderEliminar